miércoles, abril 08, 2009

El Principio de Peter revisitado

Ya hablé una vez de este principio en relación a un congreso en el que estuve. Hoy debo decir que creo que este principio es erróneo; eso de que “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia” no es cierto, puede subir todavía más allá y lo acaba de demostrar ZP. Poner a Pepino Blanco como ministro o al Chaves de vicepresidente cuando administró una comunidad autónoma como si fuese su cortijo, ya es una demostración empírica de que al principio debe incluírsele otras variables que recojan estas excepciones.
Si alguna vez ZP consigue un puesto de mayor importancia que presidente del gobierno del Reino de España, nuevamente se demostrará que el principio es erróneo. Si fuese mínimamente capaz, dimitiría y dejaría paso a gente de verdad preparada. Lo único decente de esta remodelación es poner en educación al rector de la única Universidad española que sale entre las mejores 200 del mundo. Lo de la nueva ministra de economía, ya veremos, la chica tiene currículo pero no creo que sea esto lo que hace falta ahora.
En un momento de la humanidad en el que se está gestando un cambio como el que supuso la revolución industrial, lo que hace falta es gente que entienda los cambios tecnológicos que vive el mundo y como podemos aprovecharlos de la mejor manera. Por eso no es de recibo que la reestructuración económica que necesita España pase por la mente de una señora de 60 años que posiblemente (ojalá me equivoque) no esté muy familiarizada con todo eso. De la misma forma que es indignante que la ministra de cultura se enorgullezca de ser una ignorante digital cuando el mundo y la industria de las artes (la cultura es más que arte) necesita utilizarla para salir a flote.
Pues eso, de mal en peor. Sinceramente, creo que yo con unos pocos amiguetes bebiendo cervezas en un bar podríamos gobernar mucho mejor este país y eso ya es suficiente para darse cuenta la panda de inútiles descerebrados que están ahí arriba y la panda de inútiles descerebrados que les votan.

5 comentarios:

joselito el de la voz de oro dijo...

Tengo pendientes muchas fotos para poner, pero con el formateo de mi compu y el "chingo de chamba" que tengo, me temo que se va a tardar un rato, al menos hasta que me consiga un fotochop para instalarlo.

Ornelia dijo...

Me gusta el nombre de este principio. Te imaginas? Que cada cual que haya conseguido teorizar sobre una idea pudiera ponerle nombre...tampoco serían tantos, no?

Muchos besos

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues muy bien. He revisitado lo que escribiste (aunque no esté admitido por la RAE) y la verdad es que no me acordaba para nada de esa entrada, a pesar de que la comenté (como todas las tuyas...)
Lo del gobierno es obvio, muy malo, pero es que no hay hoy por hoy una opción claramente mejor, lo que es más triste que el propio gobierno. Por eso me parece injusto decir "la panda de inútiles y descerebrados que les votan", porque la oposición no es mejor y no llevaría mejor las cosas (es más, estoy seguro que algunas incluso las empeorarían), lo que pasa es que el principio de Peter es el que domina el mundo de la política y hasta que no nos deshagamos de él, así nos irá.
En cuanto a lo de gobernar mejor con unos amigos tomando unas cervezas, yo tengo claro que lo podría hacer mejor sin los amigos y sin las cervezas: así de mal está la cosa.

joselito el de la voz de oro dijo...

y el Principio de Ornelia... ¿donde comienza?
Pues sí, es cierto... hay que echarles a todos

Ornelia dijo...

Oye, y una curiosidad, así hablando de todo:¿sabes por qué pintan en Méjico de blanco hasta la mitad, a los árboles?