martes, febrero 03, 2009

Ecología y Economía

Colonias de algas en charca de marisma en el Estero de Punta Banda, rodeado de Salicornia sp. Atención a los cangrejos violinistas.

Cada vez que alguien me pregunta a qué me dedico y digo que soy ecólogo marino obtengo un comentario que incluye invariablemente dos cosas; las putas ballenas y el puto Greenpeace. Últimamente también hacen referencia al pinche calentamiento global. Pues bien los ecólogos somos científicos que estudiamos los ecosistemas, que como su propio nombre indica, es un sistema, según la Wikipedia; un conjunto de funciones, virtualmente referenciada sobre ejes, bien sean estos reales o abstractos. Con esto quiero decir que es algo más complicado que salir en una zodiac a ponerse delante de los arponeros japoneses cuando van a disparar a una ballena (aunque hacen falta menos cojones).

Nuestra formación incluye una serie de conocimientos abstractos que en ocasiones puede ser similar y/o aplicable en el estudio de otros sistemas (véase la Teoría General de Sistemas propuesta por Von Bertalanffy, un biólogo). Para ello les voy a poner un ejemplo de lo que a mí me parece una similitud entre un sistema ecológico y un sistema económico, para que vean que los ecólogos podríamos aportar mucho más en el desarrollo de la sociedad de lo que tradicionalmente se nos atribuye.

Uno de los paradigmas en ecología es que los ecosistemas con mayor diversidad (mayor número de especies) son más estables que aquellos que tienen menos diversidad. Esto se basa en que si debido a algún tipo de impacto se extingue una especie, hay más probabilidades de que otra especie ocupe su función en el ecosistema cuanto mayor número de especies haya. Análogamente, una economía diversificada va a ser más resistente a una crisis que una basada en la construcción y el turismo como la española (por eso esta crisis nos va a dar por culo durante muchos años). Visualícenlo así: tenemos dos mesas, una de cinco patas y otra de tres, y a ambas le quitamos una, ¿cual tiene más probabilidades de quedar en pie?, evidentemente la de cinco. Bien ya sabemos que cuanto mayor diversidad de negocios, mejor. Pero, ¿cómo se puede conseguir una mayor diversidad de negocios? A ver que pistas nos da la ecología.

Imaginemos tres piedras, una grande, una mediana y una pequeña. Las tres piedras están en la orilla de mar, por lo que se les pega todo tipo algas y bichos varios. Ahora bien, cualquier ola que llega a la orilla voltea la piedra pequeña. Olas grandes voltean la pequeña y la mediana, mientras que la piedra grande nunca es volteada, no hay olas lo suficientemente grandes para hacerlo, sólo aquellas generadas por los huracanes más violentos que se producen una vez cada siglo. Según esto, ¿qué piedra va a tener mayor diversidad de bichos? Seguramente estén pensando en la grande, pero no. En la piedra grande la especie más exitosa terminará eliminando a las otras, por lo que habrá una o muy pocas especies. Por otra parte, la piedra pequeña es tan comúnmente volteada que no permite la fijación de bichos y los pocos que se pegan mueren con tanta sacudida. Por lo tanto es la piedra mediana la que más diversidad de organismos tiene ya que, al ser volteada de vez en cuando, evita que una especie se “apodere” de ella. Es lo que los ecólogos llamamos hipótesis del disturbio intermedio. En este caso hemos visto a la ola como un disturbio, pero éste puede ser, por ejemplo, un depredador o un herbívoro. Así se ha visto que la presencia de un caracol herbívoro en una zona rocosa aumenta la diversidad de algas siempre y cuando la densidad de caracol no sea demasiado elevada.

Volviendo a la economía, ¿cómo aumentar la diversidad económica?. Habitualmente podemos leer en los periódicos cómo los pequeños comercios se quejan de la competencia desleal de las grandes multinacionales que terminan invadiendo la piedra del negocio, muchas veces con la complicidad y ayuda de los gobiernos democráticos (untados por las propias multinacionales). Creo que los gobiernos deben ser capaces de evitar que una o unas pocas empresas se apoderen de la piedra, para que, cuando llegue una crisis, ese ecosistema sea más resistente y no se vaya el país a tomar por culo. Ahora vemos como todas las empresas que estaban participadas por los monstruos inmobiliarios que se han creado en España (con la connivencia y el conchabismo del gobierno) están en riesgo de quiebra y disponibles a precio de saldo para empresas extranjeras. Pero no sólo hay que echar la culpa al gobierno. También nosotros como consumidores podemos aportar nuestro granito de arena, evitando consumir en aquellas compañías que abusan de su posición dominante y tratan de desplazar a las demás.

Tal vez por todo esto me preocupa tanto la creación de un G20 de empresas y no sólo por el déficit democrático que ello supone. La crisis que vivimos es capaz de voltear las piedras más grandes. Es uno de esos huracanes que va a dejar despejada la piedra para que nuevos negocios se asienten. Tal vez, la principal diferencia entre ecología y economía, es que en economía los huracanes son creados por el propio sistema.

Por cierto, para aquel que le interese el tema recomiendo echar un vistazo a una revista que se denomina ecología política. Es la visión de los ecólogos ante los problemas que hay en este mundo que es en sí mismo un gran ecosistema.

10 comentarios:

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Muy interesante.
Suena muy bien eso de "soy ecólogo marino"
En español no se dice disturbio (que es una traducción de "disturb") sino perturbación, claro que en México no le dan importancia al lenguaje y no tienen problemas en hacer este tipo de traducciones chapuceras.
A ver si escribes más...

joselito el de la voz de oro dijo...

(De disturbar).

1. m. Alteración, turbación de la paz y concordia.
Disturbar: (Del lat. disturbāre).

1. tr. Perturbar, causar disturbio.
Vaya, parece que viene del latín.

joselito el de la voz de oro dijo...

Por cierto que también los consumidores podemos hacer algún tipo de disturbio en la economía, como muy bien indicas en tu última entrada. Un consumo responsable permitirá la diversificación de la economía siempre y cuando evitemos ir a lo fácil, es decir, el carrefur y similares. El primero que debe aplicarse en ello soy yo mismo.
Saludos

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues sí, debía haberlo comprobado antes. Me pasó con remover, resulta que en castellano también significa quitar, pero no suele usarse así, salvo en América, donde no es que sean más cultos sino que están más cerca de los gringos.
De cualquier forma, en España, en términos ecológicos se usa perturbación siempre y los disturbios los dejamos para los alborotadores.
Pues aplícate el cuento y consume responsable, es responsabilidad de todos.

bilbointhenight dijo...

qué guay joselín!

no dejas de sorprenderme!

besotes!

Gema dijo...

Interesante e ilustrativo. Me ha gustado mucho.
Bss

Ana Calderón dijo...

Estimado amigo,

Me llamo Ana Calderón, trabajo para el programa de televisión “Andaluces por el Mundo” de Canal Sur Televisión, la televisión pública de Andalucía. Le escribo porque necesito localizar andaluces en Jalisco (Guadalajara o Puerto Vallarta) para participar en el programa y quizá usted conozca a algún andaluz trabajando allí que le apetezca aparecer en el programa. El viaje será el próximo 9 de marzo, por lo que me urge un poco encontrar gente que desee colaborar con nosotros. Nos sería muy útil si nos pudiera facilitar el nombre de algún restaurante español, o bien alguna academia que enseñe español o flamenco... no sé, cualquier cosa que se le ocurra relacionado con los españoles en Jalisco nos serviría, o alguna asociación de españoles... la historia está en encontrar un hilo español del que tirar…

A continuación le explico los objetivos y las necesidades del programa. El espacio es una ventana abierta y de conexión con los andaluces que por diferentes motivos se encuentran viviendo fuera de su país. El objetivo fundamental es que estas personas nos cuenten su historia en primera persona y nos la narren desde los lugares en los que habitualmente desarrollan su vida. De esta forma nos hacen de guías turísticos de la ciudad que les ha acogido.

Muchas gracias por toda la información y la ayuda que pueda facilitarme.

Un saludo cordial


Ana Calderón
anacalderon@medinamedia.info

joselito el de la voz de oro dijo...

Estimada Ana; primero no conozoco a nadie que cumpla esos requisitos y segundo, mejor si dejas este tipo de mensajes en el mail (que suelen estar en el perfil del bitacorero)

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Ana Calderón: Me parece patético que se use este medio para ponerse en contacto con alguien, si yo fuera Joselito quitaría ese mensaje. Los de Madrileños por el mundo, contactaron con nosotros cuando estábamos en Mozambique, Mónica pasó de todo y menos mal, seguro que luego montan y cuentan lo que les da la gana, los de la tele no son de fiar.
Cuéntate algo ya...

SoL LuNaR dijo...

recuerdos de campanera...