jueves, abril 03, 2008

Bryce Canyon

Una vez dejamos Zion NP, el camino fue dirección a Bryce NP un impresionante anfiteatro erosionado. Al igual que con Zion, primero pudimos disfrutar de un aperitivo llamado Red Canyon

Pero lo cierto es que Bryce es mucho más que Red Canyon. Llegamos al atardecer y recorrimos su carretera (que circula por arriba del anfiteatro) y nos fuimos asomando por los miradores.



Uno no puede decir que ha visitado Bryce NP si no ha hecho algún camino entre los Hoodoos (esto de la siguiente foto). Nos levantamos al amanecer para aprovechar los primeros rayos solares que penetran entre las paredes del anfiteatro (que está orientado al Este, por eso es conveniente hacer el esfuerzo de madrugar). Empezamos por la senda del Navajo





Después enlazamos con el "jardín de la reina" y volvimos a subir por otro lado. El recorrido sin parar se tarda unos 40 minutos, pero como no paras de alucinar con en el sitio y no paras de hacer fotos, lo haces en más de dos horas. Era impresionante el rojo tan luminoso de la piedra amplificado por la luz de las primeras horas del día.


También me impresionó las colinas de la parte baja, completamente redondeadas blancas y rojas con una vegetación realmente peculiar (futuras fotos). Por cierto que se hacen excursiones en mula desde un pueblo cercano hasta las cercanías de los hoodoos. Creo que puede merecer la pena andar en montura entre esas colinas como un viejo vaquero en una tierra dura

1 comentario:

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

No pares, sigue sigue...