viernes, diciembre 07, 2007

Mi vida sin mí


Toda mi vida siendo mal estudiante con malas notas. Toda mi vida pasando desapercibido entre los demás. Trabajando menos de lo que debía. Delegando responsabilidades. Con el futuro cercano y lejano poco claro. Vagueando. A un ritmo inferior que los demás, dejando para mañana lo que no urgiera para hoy…

Todos me conocen, soy el güerito español que participa y debate en clase, que saca las mejores notas, que es gracioso (entre otras cosas por la diferencia en expresiones), que trabaja más rápido que los demás (no es mérito mío), al que escuchan sus compañeros porque siempre dice algo con conocimiento (científico), gracioso o interesante. Que tiene su pequeño club de fans, así, en plural (y porque estoy casado que si no…). Con las ideas más o menos claras de lo que quiero (al menos a corto plazo). Responsable y trabajador.

No me reconozco, tengo un nuevo yo y a veces me asusto de mí mismo. No sé si valgo lo que parece o si realmente soy un tuerto en un país de ciegos. Tal vez sólo necesitaba que alguien confiase en mis capacidades como han hecho aquí. Supongo que también habrá venido bien pasar por la dureza del trabajo diario para sentirme tremendamente afortunado de ser nuevamente un estudiante y que lo que estudio-trabajo me gusta mucho, tanto que apenas sé que es un fin de semana. Lo repito, me miro y no me reconozco.

La foto es de uno de los sitios turísticos de por aquí, la bufadora. Un chorro de agua que sale de las rocas con la llegada de las olas y que supera los 30 metros de altura en días de fuerte oleaje. Los que posan, son algunos de mis compañeros de clase, con los que me llevo realmente bien (y me río mucho) a pesar de lo poco que tenemos que ver. Por si alguien lo dudaba, no les dije que la foto ya estaba hasta que estuvieron bien mojados.

7 comentarios:

martus kk i dijo...

jajaja, señor tuerto? que ha tenido que pasar para que te creas lo que dicen otros que creen en tí? Pensar o creer que son ciegos?
Ya les contaste que estuviste en la tele??? jajaj, me temo que serás super-joselito.
Cambia el titulo del blogg
jajaj
muchoos besotes de piernas largas

lulaby dijo...

¿Quién eres y dónde escondiste a Joselito?

No, en serio, que bueno que estés tan comprometido con lo que haces. Que bonito...

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Joderrrrrrrr... anda que... meses esperando una entrada tuya y vas y escribes esto, que parece que eres el único que no confiabas en ti mismo. Muy bien, no conozco el centro donde estás, pero conozco México y muchos mexicanos doctores y maestros y la verdad es que no me extraña que pienses que eres un tuerto en el país de los ciegos, pero todo es cuestión de oportunidades y si te dan la oportunidad de ir a EEUU (La Meca de la investigación...¡oh my god! ¿Se puede decir EEUU y La Meca en la misma frase?), si te dan esa oportunidad, seguro que destacarás y seguro que seguirás preguntándote si eres un límite en el país de los subnormales (le viene mejor este símil a ese país)...
Hay una teoría sobre la competencia de la gente y la apreciación de su propia incompetencia. El caso es que cuanto más competente es la gente más duda de su propia competencia y cuanto más incompetente menos dudan. ¿Curioso no?
Sigue dudando... demuestra tu competencia.
Espero que te siga yendo tan bien.
Hace tres días estuve buceando con una manta raya enorme. Es lo más increíble que he visto bajo el agua.

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

En cuanto a lo de ser gracioso... en general creo que su humor es bastante ingenuo, así cualquier cosa más allá les parece digno de Woody Allen o Groucho Marx. Les has enseñado ya la palabra jilipollas, se parten cuando la oyen, además que te la hacen repetir porque no le entienden y luego tratan de imitarla, normalmente ceceando porque creen que decimos todo con la c. A mi en verdad se me asemeja mucho a pendejo, por sonoridad, con j y p, primero te rascas la garganta con la j, luego te llenas la boca para la p y finalmente explotas para decirla: "JilliPollas"
Lo dicho: se parten

joselito el de la voz de oro dijo...

Lo que de verdad se parten es cuando hablamos en inglés de España, por ejemplo títulos de películas gringas. No te exagero si he dicho 100 veces esrreck (en referencia a la película shreck) porque se descojonan de risa. Para imitarme en realidad exageran las eses y hacen un esfuerzo en pronuciar las ces, aunque no siempre aciertan.
Pues esperamos un post acerca de la manta raya (¿cuantos metros de envergadura?)

joselito el de la voz de oro dijo...

Referente a esto, un "chiste" que me contaron: Era un español tan español tan español, que cuando se emborrachaba, en vez de hacer eses hacía cetas.
En fín! A los de mi clase ya les adoctriné acerca de qué es sesear y qué es cecear, pero no se puede ir explicando a todo el mundo... es muy cansado.

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues yo traté de explicarlo miles de veces y al final se reían y decían siempre: "ez que loz ezpañolez dicen que la ece es la ece y la ce es la ce"
Claro que esto era típioc en CR. Recuerdo que en México imitaban nuestras eses como si fueran "sh", yo no notaba la diferencia entre mis eses y las suyas...