martes, octubre 02, 2007

Somos Europeos

Ensenada, ciudad de Baja California en la que resido. Tiene más de 400000 habitantes y a pesar de tener a sus pies una playa de fácil 10 Km., vive de espaldas al mar. Su único monumento histórico es la cantina Hussongs, con más de 100 años, donde los martes hay dos por uno. El atractivo turístico de la ciudad en sí misma tiene un valor aproximado de cero. Los gringos vienen aquí a emborracharse e irse de putas por lo que la zona turística es la misma que la zona de bares y la zona roja (como la llaman aquí) está también cerca. De hecho esto ya viene ocurriendo desde hace años cuando el casino de Ensenada era frecuentada por mafiosos como Al Capone. La ciudad es sucia, con mucho polvo por las zonas sin pavimentar y sin plantas. Además es mucho más cara que cualquier otro sitio de México debido a la proximidad gringa que poco a poco va comprando Baja California, como en su día Alemanes e Ingleses compraron Mallorca. Entonces, ¿qué tiene de bueno? Pues su gente, que no es poco. Es una ciudad bastante segura, por la que se puede pasear por la noche sin problema. La gente es amable y civilizada y las fiestas en las casas son habituales. Además, presume de ser la ciudad con más científicos por habitante de México. En CICESE, el centro en el que estudio e investigo, hay gente de todas partes de México y de muchas partes del mundo (principalmente americanos) y se da un ambiente que me recuerda algo al ambiente Erasmus europeo, con dos diferencias:

· Aquí hay que trabajar duro si quieres seguir en CICESE (menos de 8 de media y te echan) por lo que no es tan fiestero.

· No son europeos, para lo bueno y para lo malo.

Y es que señores, he tenido que salir de Europa para darme cuenta que los españoles somos europeos. Pensaba que éramos mucho más próximos a los latinoamericanos, pero no. Tal vez nuestro carácter nos sitúe en ciertas cosas más próximos a ellos, como la facilidad para hacerse amigos y entablar conversación, a años luz de los alemanes (pero igualita a los italianos or otra parte). Pero el hombre es un ser social y la sociedad española es más europea que latinoamericana, y eso deja huella.
El otro día vi una película con mis compañeras de clase (hay mayoría de mujeres), C.R.A.Z.Y. (Jean-Marc Vallée, 2005) en la que se cuenta la relación de un hijo, que va descubriendo su homosexualidad, con sus padres en una familia de cinco hermanos en la Canadá francesa de los setenta. Una película que recomiendo a todo el mundo. Para mí, verla con ellas fue todo un estudio antropológico y, durante dicho estudio, me di cuenta del sentido de libertad que tenemos los europeos, el “deja que haga lo que quiera con su vida si a los demás no les molesta”. Y eso teniendo en cuenta que son seguramente un sector de la población mexicana muy por encima de la media en cuanto a pensamiento abierto. No me entendáis mal, seguramente aceptarían sin problema a un homosexual en su grupo de amistades, pero la diferencia no está en el fondo sino en la forma. Ningún europeo me habría preguntado al final de la película si me gustan las películas de maricones, ni aún siendo en broma, porque ningún europeo la habría calificado como tal.
También está la forma de hablar. No llegaremos al caso que vi de una alemana de invitar a su casa a cenar a tres personas en una reunión con cuatro amigos, ignorando por completo al cuarto. Pero desde luego estamos muy lejos de la hipocresía de la gente de acá que delante de ti se muestran como íntimos amigos pero por detrás van dando puñaladas. Si alguien me cae mal pues seguramente hablaré mal de el o ella, pero delante suyo me comportaré de forma correcta y evitaré invitar al resto de los presentes a cenar mientras esté delante.
Pues eso, que me siento más europeo que cuando me fui, a pesar de que es el continente que menos me atrae para viajar. ¡Viva Europa!

12 comentarios:

pocomasmenos dijo...

No me gusta que digan de CRAZY que es una "peli de maricones". Si buscar y experimentar sobre nuestra identidad sexual es ser maricón, pues yo soy maricón tb. Con la de cosas que pasan en la película... Para "pelis de maricones" el tostón aquel de "Desayuno en Plutón".

Anónimo dijo...

heey joselito!
bueno bienvenido al Europa, pobrecito ..eso paso también conmigo, me he sentido mas Holandesa q pensaba..pero es un momento eso paso..no q tu sientes HOlandes pero q te das cuenta q no todas las cosas son tan malas q has pensado antes de irte! despues hay un reaccion como homesickness..you will start romanticising españa y europa y las islas(sabes al final eschuchaba también musica holandes q es horrible pero bueno)..si quieres te enviaré musica raggeaton??? bueno
point of my story:
yes....drums please....there is a point
--------
you have the symptoms of typical emigrant fever...you start looking at who you are again, and what you stand for etc. so maybe subconciously..heheh now the psychologist comes in action..by looking at a movie about someone looking for his sexual identity you express your need to look at your identity? well ...you are still reading?? you really need to make these working hours no? hehe pobrecito. bueno cuidate, no worries, it´s a new experience and remember you are free, you can always leave...or go somewhere else, or become a fisherman or whatever you want!
big besos de la rubia

joselito el de la voz de oro dijo...

Entonces señora psicologa no me queda claro... ¿soy maricón?

Iñaki dijo...

¿¿¿!!!Viste Crazy¡¡¡???
Pero si todo el mundo sabe que es una peli de MARICONES (así en mayúsculas). Anda que...
Eso de que somos Europeos lo tengo yo muy claro. Recuerdo en Costa Rica, cómo estaba hasta la polla de todas las gazmoñerías de los americanos (como siempre digo, de Alaska a Patagonia, todos son americanos, así que me refiero a americanos de todas partes) y cómo ante la llegada de algún Europeo (incluso Ingleses, que también son Europeos, a su pesar, pero lo son), enseguida se entablaba una relación interesante, directa y sin hipocresías, cosa imposible con los del otro lado del charco. Será porque he nacido aquí, pero la manera de ser de los europeos, especialmente del sur, es la mejor que conozco, pero no me gusta generalizar, jejeje.

Iñaki dijo...

Por cierto hay una correlaciòn directa entre el número de puñaladas y la envidia, de modo que cuanto más envidiado por cualquier motivo seas, más puñaladas recibirás. Si tienes éxito profesional, prepárate para tener la espalda como un colador y ten por seguro que puestos a dar puñaladas no se van a andar con chiquitas, así que todo lo profesional, tenlo bajo llave, guarda todos los correos, profesionales (y relacionados), nunca cuentes un secreto sólo a uno, se puede apuntar el tanto y nunca podrás demostrar que era tuyo... vamos que cuidadín...

Iñaki dijo...

Lo único en común con ellos es el idioma.
Ya era hora que escribieras algo

Iñaki dijo...

Y por último, habría que ver si Ensenada tiene más científicos por habitante que La Paz, que tiene menos de la mitad de habitantes y cuenta con dos grandes centros de investigación públicos y una universidad, además de muchas cosas privadas. Allí todo el mundo era biólogo marino, eso sí no les preguntes que planta es esa sin hojas y con los tallos gordos y verdes...

zascandil chico dijo...

joselito, un abrazo desde Berlín, supongo que ya sabes quien escribe (tres a grande ;) ). Primero que nada desearte que vaya todo bien por allí y decirte que se esperan tus crónicas con avidez. Y después... discrepar. En mi humilde opinión no creo que se pueda atribuir esa actitud respecto a lo homosexual a la diferencia americano-europeo. Yo me he criado en una España en la que se hacían los mismos comentarios y yo mismo he usado la palabra "maricón" como insulto cuando era un crío. Cuando llegué a Berlín conocí a españoles que se habían venido a vivir aquí con su pareja homosexual para escapar del ambiente de su ciudad, grupo social, familia y que les salía sarpullido con sólo pensar en volver... y bien que tenían ganas, pues echaban mucho de menos todas las cosas (otras) que habían dejado allí.

Y respecto a lo de las puñaladas en la espalda... en fin, no te voy decir que visto desde aquí, el trato en España es igual, pero... una vez que deja de dolerte esa aparente falta de afecto de los centroeuropeos (repito, aparente), terminas apreciando que te hablen directo -cuando flores, flores, y cuando bofetada, bofetada- y echándolo de menos cuando vas a España. Muchas veces, cuando te tomas algo con alguien y te dices "oye, tenemos que quedar, que bien, nos vemos..." no sabes si te lo están diciendo por cumplir o de veras, en fin... ya sabes.

Bueno, que me enrollo, resumiendo, que yo creo que vas a tener que sacar la lupa y buscar la falla europa-américa a una escala más sutil....?

Un abrazo fuerte

zascandil chico dijo...

...oye, un pequeño comentario más al hilo de lo que acabo de escribir, que es también una invitación. Tenemos aquí un blog en el que participan amigos españoles que viven en Berlín o que han vivido en Berlín y ahora están de vuelta en España o se han ido a vivir a otros países. Como te puedes imaginar, la topología cultural comparativa y el malabarismo social son temas predilectos. A menudo los comentarios se referieren a aspectos muy específicos de lo que es vivir en Berlín o Alemania, pero supongo que muchos de los que están fuera, sea donde sea, tendrían algo que decir o compartirían algunos de los comentarios especialmente cuando se trata de mirar el país desde fuera. En fin, invitación a ti y a tus adictos deslocalizados, tanto para pasar y mirar como para participar, el blog está en :

http://radioberlin.wordpress.com/

La útima contribución trata sobre el "famoso" vídeo pseudoinstitucional del presidente del Partido Popular con motivo del 12 de octubre instando a todos los españoles a sacar las banderas a la calle y a sentirse orgulloso de ser, pues eso, español... ¿Cuántas banderas hubo en Ensenada? De nuevo, abrazos cálidos a pesar de los pocos grados que tenemos por aquí.

joselito el de la voz de oro dijo...

Los años pasan Zascandil y eso que viviste en tu niñez apenas se ve hoy, por suerte, y menos entre universitarios de mente abierta (¡que son con los que me relaciono aquí!). Seguramente hace treinta años Africa (¿o sudamérica?) empezaba en los Pirineos, pero creo que ya no.
Respecto a lo de las puñaladas, pues sí, yo también prefiero el modelo Alemán aunque me choque, porque aquí simplemente por decir lo que pienso, en un día me han llamado más veces grosero (traducido al español de España como borde) que en el resto de mi vida junta (y mira que me lo dijeron veces).

zascandil chico dijo...

...ya, ya, ya, los años no pasan en balde >;) , por suerte no solo traen arrugas,... sí señor.

Y de lo otro, sobre todo no te achantes, tú di lo que pienses, que como dice el dicho, el que se pica, ...¡chiles come!

EL INTERNO 16 dijo...

No conozco CRAZY, pero igual trato de verla. ( o no ) Por cierto, y hablando de peliculas, ¿porque tu hermano y tu poneis en peliculas favoritas el título original de Con la muerte en los talones en lugar de este? Quizas haya gente que ni sepa que os gusta tan fantastica película por ponerlo así.
Abrazos