viernes, octubre 26, 2007

Incendios y vientos


En esta imagen que seguramente ya habréis visto por los medios de comunicación podéis observar los incendios que rodean San Diego y Los Angeles. Más abajo podéis ver la cantidad de arena que sale de la península hacia el mar y también en el Golfo de California. La pregunta es, ¿Porque no hay incendios en México, o al menos no tan graves como los de USA?
En USA llevan años plantando árboles en sitios donde nunca hubo árboles porque quedan bonitos. Esta nueva masa forestal junto con el elevado consumo de agua en una región que de por sí no llueve mucho, ha provocado que los mantos freáticos hayan quedado medio secos. La consecuencia lógica es que todos esos árboles están igualmente medio secos. Bien, ya tenemos un combustible que no hay en México. ¿Cual es la chispa? Los vientos de Santa Ana, que así se llaman los vientos provenientes del desierto de Sonora son muy secos (<<30%)>30Km/h) y muy calientes (>30ºC) y además de que están cargados de arena en suspensión llevan unas buenas dosis de energía electrostática. Esta es la chispa que quema unos cuantos matorrales en México, pero bosques enteros en USA aprovechando los tres 30. Son incendios que siempre se han producido de forma natural que ahora se encuentra con una artificial cantidad de madera.
Ahora que ya he explicado porqué no me he quemado el culo, permitidme detenerme en el aporte de arena al mar. El Nitrógeno es un elemento esencial para que crezcan las plantas, también las plantas del mar y las microplantas (fitoplancton), sin embargo es bastante escaso en las formas químicas asimilables por las plantas. Por suerte existen unas bacterias (en el mar, cianobacterias) que fijan el nitrogeno es decir que toman N2 y lo dejan de una forma aprovechable por el resto de las plantas. Sin embargo, estas cianobacterias necesitan hierro para transformar el nitrógeno y obtener energía y ese hierro es escaso en el mar, por lo que dependen de ríos y de vientos provenientes de tierra. Por eso, después de unos vientos de Santa Ana (o de una calima del Sahara) cuando este polvo llega al mar se produce un aumento de la producción en el fitoplancton, lo que beneficia a toda la pirámide alimenticia que saca tajada del fitoplanton y en última instancia a los pescadores. En el caso de una zona como California, donde se dan procesos de surgencia de aguas profundas ricas en nutrientes (y también en hierro) el aporte de arena no es tan importante como en zonas de pocos nutrientes (Mediterráneo, Golfo de México por ejemplo). Sin embargo, el viento produce otros efectos en el mar que sí son importantes en uno u otro lado. Este desplaza las aguas superficiales hacia el interior del mar provocando una mayor surgencia de estas aguas profundas que nuevamente repercute en un aumento del fitoplancton. Evidentemente, ambos procesos juntos (desplazamiento de agua + aporte de polvo del desierto) tendrán mayores efectos sobre la productividad marina que uno sólo.
En cualquier caso y sea por una causa o por otra, antes estos vientos sólo traían riqueza y ahora sólo se notifica su destrucción.
Por cierto que aprovechando esto del hierro ya había algunos que querían arreglar el cambio climático (sic) echando hierro al agua e incluso hacer negocio con ello. Y seguro que terminarían jodiendo alguna otra cosa. Otros optan por "quitarle hierro al asunto"

6 comentarios:

Iñaki dijo...

Muy interesante, yo he visto mapas, presuntamente de datélite, con fuegos en tu zona, ¿será que algunos confunden polvaredas con humaredas?
Y otra pregunta, con tantos árboles alóctonos en California, ¿no se ha disminuido el aporte de arena en esas zonas al haber quedado retenido por esa vegetación? Si fuera así, además de los incendios, se vería afectada toda la cadena trófica marina.
Ya nos dirás

joselito el de la voz de oro dijo...

Aqui también hay fuegos, sólo que no duran tanto ni queman tanto. Lo del aporte de arena... pues fijate en la foto, casi no sale arena en la zona de California. Sin embargo, no he mencionado otro efecto del viento. Este desplaza las masas de agua superficial y permite que las aguas profundas (frías, con nutrientes y con hierro) suban con más fuerza de la habitual, por lo que la arena en sitios de surgencia como California o Canarias no es tan importante (aunque ayuda). Pero por ejemplo en el Mediterráneo sí es muy importante el polvo sahariano. Voy a editar la entrada incluyendo esto!

Anónimo dijo...

Hola, estuvimos pendientes de ti ayer 27 ya vimos que al final no has tenido fuego. Todos bien.
Esta es mamá probando esto del os avisos
hala que vaya bien

Anónimo dijo...

Joselillo!!!!qué pasa chiquillo!!!!oye!! qué muy bien todas estas explicaciones sobre los fuegos, la arena y lo jodido que podría estar todo (más aún)...y alegrándome de que estés bien, y tengas el culillo a salvo, sólo decirte, que de vez en cuando des señales de vida, o me veré obligada a sabotearte el blog!!!!je
un beso
la campeona del risketo!!!!!!

zascandil chico dijo...

...pues sí que estuvimos por aquí siguiendo la evolución del fuego y en concreto, si saltaba la frontera o no... me alegro que no os haya afectado.


Chico, muchas gracias por la info, este tipo de cosas son las que ayudan a entender que en realidad todo es un sistema dinámico regido por interdependencias (... toma ya, ...ha quedao de un pseudocientífico subido, ... pero es que es así). De los fuegos, de cómo surgen en función de la especie que se plante, de cómo afectan a las poblaciones en función de donde y cómo se construyan, ya va uno entendiendo alto... el miércoles hubo un programa muy interesante en la BBC World Service, lo podéis oir enlatado aquí . Comentaban los invitados, por ejemplo, que había fotos aéreas en las que se veía una urbanización completamente calcinada rodeada por vegetación intacta. Me refiero a California, claro. El jefe del Global Fire Monitoring Centre, que está en Alemania, dejaba caer como si no quiere la cosa, que sólo se les ocurre a los americanos construir casas de madera en medio de un bosque seco...

De lo de la arena, chico, no tenía ni idea...

lulaby dijo...

¿Dónde estás Joselito, que hace tanto tiempo que no avisas nada?