jueves, abril 12, 2007

Cambio Climático

¿A nadie le parece extraño este repentino interés de diferentes gobiernos por combatir el cambio climático? Me explico:

En la década de los sesenta hubo una intensa lucha de los ecologistas de entonces (cuatro gatos, supongo) para la eliminación del uso del pesticida DDT, incluída Rachel Carson que escribió “la primavera silenciosa” en 1962, uno de los primeros libros de divulgación científica que alertaba de los peligros de las actividades humanas en el medio ambiente. El uso del DDT se prohibió a nivel mundial en 1972 en lo que se consideró una gran victoria de los ecologistas. Pero ¿realmente se prohibió por los ecologistas? Por aquellas fechas la fabricación del DDT estaba al alcance de los países más pobres pues parece ser que técnicamente no era muy complicado. Entonces, si esos países fabricaban su propio DDT, ¿Quién iba a comprar el DDT a las grandes farmacéuticas que hasta el momento habían hecho un gran negocio surtiendo de DDT al mundo? ¿Cuál era la solución para que éstas siguieran ganando dinero? Muy sencillo, prohibir el DDT porque era muy malo y venderles otros productos que no eran tan perniciosos para la salud y más complicados de fabricar.

Ahora, la repentina concienciación de los gobiernos en la lucha contra el cambio climático se considera una gran victoria de los ecologistas, pero ¿no habrá alguien más detrás que sea quien realmente está más interesado en que cesen las emisiones de CO2 y que tenga el suficiente poder para cambiar la opinión de los gobiernos?

A mi esta sospecha me viene rondando la cabeza desde hace tiempo, pero me lo he callado interesadamente porque hay una verdad subyacente que ha calado en la población; nos estamos cargando el planeta. Yo pensaba que debido a ello los gobiernos se centrarían un poco más en el cuidado del medio ambiente, pero parece que sólo se preocupan de las emisiones de CO2 y echan la culpa de todo al cambio climático para quitarse las culpas.

Por ejemplo, en esta noticia dicen que estos diez lugares están en peligro por el cambio climático. Vamos a ver: el río Yantsé está en peligro porque China no depura vertidos industriales o porque hace presas megagrandes. Que el río Grande esté perdiendo su nombre seguramente se deba, entre otras causas, a las urbanizaciones con campos de golf que están poniendo en el desierto estadounidense (que bien, no somos los únicos zopencos), deficiencias en las canalizaciones mexicanas, etc. Los árboles de la selva amazónica no los corta el cambio climático, sino excavadoras en busca de oro, ganaderos y agricultores en busca de tierra para pastos y cultivos y la nula acción del gobierno de Lula en medio ambiente. Y así podría seguir con otras maravillas “amenazadas” por el cambio climático.

Otro ejemplo es este acuerdo entre Brasil y USA. Para la obtención de bioetanol Brasil no va a coger los desechos del bosque y exprimirlos. Lo que va a hacer es plantar maíz a saco (que es la planta más eficiente para la producción de etanol) y seguramente lo haga a costa de selva amazónica. Seguramente esto tenga peor efecto para el medio ambiente mundial que si Bush extrajera petróleo de Alaska. Que países como los europeos se dediquen a plantar energía (biomasa, bioetanol) es interesante porque das una salida a la super-subvencionada agricultura (lo que desahogaría a cultivadores de países en desarrollo) y quitas dependencia del petróleo. Pero su implantación en países en desarrollo puede provocar un deterioro ambiental así como que los agricultores dejen de cultivar alimentos porque les pagan mejor el combustible vegetal, lo que puede inducir un grave deterioro en la alimentación básica de la población.

DEBEMOS EXIGIR A LOS GOBIERNOS A QUE ACTÚEN CONTRA EL DETERIORO GENERAL DE LOS ECOSISTEMAS, NO SÓLO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO (además hay muchos buenos profesionales escépticos respecto a lo del calentamiento global, pero si acaso lo cuento otro día)

5 comentarios:

joselito el de la voz de oro dijo...

Nada que no consigo poner en condiciones lo de "seguir leyendo" para no asustar a la gente con estos paliques...

Iñaki dijo...

Pues muy bien.Veo que isgues más o menos aburrido y me parece estupendo.
Obviamente tienes razón, aunque yo precisaría que la Amazonía nos la estamos comiendo literalmente con la manía de comer tantas proteínas animales onnecesarias y poco saludables. La comparación con la extracción de petróleo de Alaska está bien, pero una sola hectárea de la Amazonía tiene más riqueza natural que toda Alaska, así que no hay duda qué plan es peor, pero como uno es de Bush, ultraconservador multiodiado, y la otra es de Lula, progre respetado... pues así andamos, pero está claro que losplanes de Lula, son mucho peor que los peores planes de Bush.
Lo de los científicos escépticos, la verdad es que con escépticos con los resultados del cambio climático, pero las causas del aceleramiento, porque el clima siempre ha estado cambiando..., creo que ya tienen pocos escépticos serios. Y so no dome quiénes.
NOs vemos dentro de poco, cuando tu y yo cojamos un avión para regresar a Madrid de la manera que más se contribuye a las emisiones de CO2.

joselito el de la voz de oro dijo...

En los tres días que se cortó el tráfico aéreo en USA debido al 11-S, la temperatura media del país fué significativamente menor a la de los días precedentes y posteriores. La hipótesis más plausible es que la ausencia de las nubes de condensación producidas por los aviones -esos surcos blancos que quedan en el cielo- y no el CO2, es lo que produce un incremento directo del efecto invernadero.

patricia dijo...

pero qué liso es joselito, madre!!

Perico dijo...

¿Es posible un capitalismo verde? Esa es mi pregunta. Hay un problema: la codicia. Cuando muchas veces se dice que algo no es rentable habría que mirarlo con lupa... Al político, en general, creo que el cambio climático le importa un carajo ¿Soluciones? Claro, pero las ganancias no deben de disminuir, sino todo lo contrario, con lo cual, como bien dices, el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Como bien dijo en su momento Marx, el capitalismo será su propio monstruo, se engullirá a sí mismo. Una economía no puede basarse en un crecimiento infinito en base a unos recursos finitos. Y por otro lado, como no pongamos freno a la población... estamos apañados.

Nos vemos.