viernes, septiembre 22, 2006

Simposium

Como he mencionado en la entrada anterior recientemente he asistido a un simposium sobre biología marina. Era la primera vez que asistía a este tipo de eventos. El encuentro se realizó en el Cosmocaixa, museo de la ciencia de Barcelona que merece la pena visitar. Tiene dos salas de conferencias principales que denominaremos la grande y la pequeña. Las conferencias se realizaban en ambas salas, de manera que el evento era un continuo ir y venir de una sala a otra según te interesase más o menos las ponencias. Allí conocías más o menos gente y son curiosas estas cosas, generalmente terminas relacionándote con tus iguales. En mi caso, camareros, cocineros, y gente de otras profesiones que a priori poco tienen que ver con la biología, por lo que el objetivo de acoplarme a alguien con quien pueda obtener intereses laborales o proyectos fracasó en cierta medida.

El día a día era más o menos así. Voy a una conferencia de pesquerías de erizo y anémonas en aguas andaluzas muy interesante donde hablan de la importante tradición de la zona de comer erizos (más exactamente sus gónadas) y anémonas marinas, por lo que hay que evaluar las poblaciones para evitar su sobrepesca. Cuando termina, serie de preguntas. Alzo la mano y hago una pregunta sobre si estudian el posible efecto cascada de la cadena trófica, me responde y una segunda pregunta que me intrigaba desde que empezó la ponencia; ¿Cómo se cocinan las anémonas?. El moderador me manda a tomar por culo de forma muy respetuosa mientras el resto de la gente se ríe. No entiendo porque, al fin y al cabo existe una alta probabilidad que ese tipo también sea cocinero y esté altamente cualificado para responderme. Después me enteré que se dejan en vinagre 24 h para eliminar venenos, se reboza y se fríe. Se denominan ortiguillas en Cataluña.

Se acaba la conferencia y corro a la otra sala donde ya llevan la mitad de la ponencia. El tiempo de cada una era de 15 minutos, pero pocos hacían caso por lo que ambas salas van a destiempo para desesperación de los organizadores. Un camarero da una interesante charla sobre peces de charcos intermareales. Al terminar la fase de preguntas el moderador recuerda que es la hora del tentempié. El camarero sale echando leches, no se si está haciendo horas extras o si es para comer alguno de los cuatro cruasanes que ponen (estos catalanes son muy organizados, pero desde luego no se estiran mucho con el papeo, “escolti, la pela es la pela”)

Después del papeo, charla de una chica, posiblemente post-doc, que tartamudea más que otra cosa. Cosas muy interesantes pero uno no pilla nada. Tendré que recomendarle sumial para evitar los nervios de este tipo de situaciones. Siguiente... ¡coño que me toca!, bajo los efectos del sumial me sale muy fluido lo que tengo que decir y respondo a las preguntas que me hacen (ninguna sobre como encalar una pared colgado de una cuerda) Me agradecen no haber sobrepasado el tiempo. Siguiente, uno de los jefes de cierto departamento de cierta facultad de biología. Da una conferencia sobre un estudio realizado en los años 91 y 92... ¡Esto es innovación!

Cuando me aburrí de tantas charlas, me fui a ver el museo...

6 comentarios:

India Ning dijo...

Parece que tu estancia en Bcn no ha sido una maravilla. ¡Qué lástima! Igual no se deberían hacer este tipo de simposiums...

joselito el de la voz de oro dijo...

no cuento las actividades extrasimposiales que incluyen visitas a razmataz y otras cosas jejeje

India Ning dijo...

Ah claro, pues eso es lo que más interesa! (hombrepordioscoñoya) ;)

pelucheaspero dijo...

¡¡¡Te podrás quejar de compañía, gañán!!! Privilegiado que te encuentras la mejor de las sonrisas al despertar. Con ese premio instantaneo que tú no aprecias en su justa medida me consta, hablaría yo de las algas y los algos, de las merluzas y los merluzos, de focas y focos, de gambas y hasta de Camarón.

Marga F. Rosende dijo...

Estos científicos escaladores....vaya simposiums buñuelescos.

joselito el de la voz de oro dijo...

jajaja simposium buñuelesco... ahí estuviste fina!