domingo, septiembre 10, 2006

Calzonazos

Calzonazos: Según el wikcionario, “Hombre subyugado por su amada. Habitualmente su uso tiene connotaciones peyorativas. El calzonazos se esfuerza por mantener contenta a la mujer que quiere, aun sin esperar nada a cambio”. Y según yo, lo mismo, pues la definición la registramos peluche áspero y yo mismo (y lo orgullosos que estamos).

A lo que iba. Los calzonazos están muy mal vistos (ver por ejemplo aquí, o ver la gran pelicula de Paco Martínez Soria -sic- El Calzonazos) y la culpa es que no se ha sabido diferenciar entre tipos de calzonazos:

1º Aquel que desea servir a su mujer libremente sin pedir nada a cambio.

2º Aquel que por su escaso carácter, se dejar manipular por su mujer.

Evidentemente la vida no es blanco o negro, así que hay multiples grises entre estos dos tipos.

De hecho la antigua definición de la RAE apuntaba a este segundo tipo: “Hombre de carácter débil y condescendiente”. Si bien, por fortuna, lo van a enmendar en la siguiente edición: “Dicho de un hombre: Que se deja gobernar por su pareja”. Esta no se moja, es más aséptica, politicamente correcta, como todo hoy en día.

Pero la gente no sabe lo dificil que es ser un buen calzonazos (del primer tipo se entiende), principalmente porque para serlo, primero hay que quererlo. ¿Cómo querer hacer cosas sin esperar nada a cambio?, ¿acaso somos hermanitas de la caridad?. Pues sí señores se puede y uno no debe avergonzarse de ello pues se obtiene satisfacción personal. Porque de calzonazos está llena la historia, empezando por la historia religiosa... ¿Porqué Adan aceptó la manzana de la mano de Eva?, pues porque era un calzonazos. Y siguiendo por la historia de España, si Isabelita la católica quería matar a los hispanos con creencias musulmanas, pues Fernando también. Seguro que la historia a dado más calzonazos que ahora no se me ocurren.

El problema es cuando decides que no quieres ser más un calzonazos y que en la relación exista un toma y daca, un hoy te toca a ti y mañana a mi, pues resulta que la mujer se ha acostumbrado. Y es un problema porque si quieres dejar de ser calzonazos, pues a ella no le gusta, como a ella no le gusta, pues la cosa se pone tensa y cuando la cosa se pone tensa señores es cuando uno está al borde del precipicio, corres el riesgo de caer en la segunda definición. Y si caes en la segunda definición.... la cagaste burlancaster.

Yo, por si os interesa, no soy en absoluto un calzonazos, siempre digo la última palabra: “Sí cariño, lo que tu digas”

Postdata: el femenino que aparentemente puede ser bragazas, no es tal, pues la definición de bragazas también hace referencia al hombre: “Hombre que se deja dominar o persuadir con facilidad, especialmente por su mujer”.

21 comentarios:

pelucheaspero dijo...

Hola, me llamo Peluche Áspero y soy un mandarina. La mayor parte del tiempo soy del tipo 1, pero he de reconocer que a veces también he sido del tipo 2. No me avergüenzo de ello, si no todo lo contrario, por eso quiero animar a todos los bragazas (a tiempo completo o a tiempo parcial) a reconocerlo públicamente y así mismo, quiero ofrecer mis consejos como pollerudo experto a todos aquellos que desean conventirse en un mandilón y no saben cómo o a aquellos domingos que tienen alguna duda sobre cuál es el comportamiento correcto de uno de nosotros en una situación concreta.
Del mismo modo, me gustaría decirles a los de la web esa infame del premio calzonazos, que un calzonazos no tiene porqué ser pasteloso, ni cursi, ni débil de carácter (soy el más calzonazos del mundo, pero nunca y digo nunca he dicho eso de "si cariño)....y les animo a venir a una de las reuniones de CALZONAZOS DE ESPAÑA (y olé)

Marga F. Rosende dijo...

Ser bragazas debe ser horrible, sobre todo porque remite a alguien pringao y encima con culo gordo.

Un beso

pelucheaspero dijo...

Bragazas es uno de los sinónimos de calzonazos que admite la RAE (que limpia, fija y etc), pero estoy de acuerdo contigo en que suena muy mal, mejor mandarina.

Y yo no tengo el culo gorrrrrrrdo!!!!!!!
(y joselito, precisamente, no tiene el culo gordo...sobre otras partes de su anatomía no me pronuncio....)

Eulalia dijo...

¿Cómo se les llama a las tías que se dejan gobernar por sus maridos? ¿femeninas, dulces, mujer-mujer?
Por más que me estrujo las meninges no logro encontrar un vocablo tan insultante como calzonazos aplicado a las féminas..
¿Por qué será?
¿Acaso, quizá, a lo mejor, a lo peor,la Real Academia, reflejo de esta nuestra igualitaria societé, continúa siendo machista?

kika dijo...

chicas os animo a que busquemos un término si no le hay ya para identificar esa misma situación en mujeres...yo creo que algunas vez he estado en ese rol, no me atrevería a decir lo contrario, en fin...besitos

pocomasmenos dijo...

Volvemos a lo mismo: parece que el calzonazos lo es porque le da la gana, claro, por qué razón iba a estar un hombre subyugado a su mujer, pareja, novia , pudiendo mandándola a tomar viento fresco y largarse a realizarse como hOmBrE….? Porque le sale de las santas narices… o sea, es un calzonazos decidido, dispuesto, mullidito entre las pelotillas de algodón de sus enormes y colgantes calzoncillos. Por el contrario, las hay y muchas, que encuentran su realización ahí, en el papel del calzonazos femenino. Lamentablemente para éstas no hay definición. Probablemente porque ha sido parte de la mujer en sí misma. En este caso, Eulalia, creo que el lenguaje evidencia totalmente el machismo de nuestra sociedad. C’est la vie…

pelucheaspero dijo...

Efectivamente, el lenguaje (la rae, el maria moliner, la calle) es machista leninista, ¿alguien lo duda? y también es racista, clasista y otros muchos istas, pero creo que no va por ahí el post (también es anglicista). Sospechosos de muchas cosas menos de machistas, no oculta ni la entrada bitacorera ni los comentarios aviesas intenciones ni segundas interpretaciones.
La sociedad está (lo que no sé es hacia donde) en constante evolución-involución y el lenguaje se modifica (aun más lento de lo que lo hace la calle y la forma de pensar de nosotros los comunes mortales).

philipina dijo...

Cómo hacer de tu hombre un perfecto calzonazos: los primeros pasos consisten en hacerle creer lo importante que él es en la vida de una. Vamos, que para que caiga hay que mostrarse realmente inútil. Unas cuantas plantas muertas, cosas que se pierden, cuadros mal enmarcados y una paella bien quemadita le dejarán claro lo necesario que es en tu vida. En tu vida o en la casa, ya sabes, mujer, ambos son sinónimos.
Entonces se meterá en faena. Te demostrará lo que vale. Le dirás lo mucho que le admiras, y te creerá, inevitablemente. Sentirá que por fin llega el reconocimiento que siempre le habían negado… A partir de aquí empieza a perderle camisetas y calcetines. Es fácil, no llevan ningún control. Lo vistes. Este paso es difícil porque puedes recordarle a su madre y eso le alertará. Y por fin, el paso definitivo: aíslalo. Muéstrale lo distante que se encuentra Fulanito, su compañero de gimnasio, cuando vino a casa la última vez. Y aquel comentario de Menganito en el coche, cómo si él no cogiera kilos… ya sabes: “esos amigos no te merecen”. En unas palabras, cómele el tarro, mujer, está en tus manos. En próximas entradas se expondrán los capítulos de mantenimiento, crisis, ira de un calzonazos, y el suplemento “hola, soy Z, y soy un calzonazos: Z y sus problemas con el alcohol (I)”.

pelucheaspero dijo...

No has entendido nada, philipina (el agujero de tu interior se hace cada vez más grande y la vida te está agriando el chocolate). Un calzonazos auténtico (con certificado de calzonazos en el culo)sabe que su pareja (un homosexual también puede ser un calzonazos, por ejemplo) haría las cosas mucho mejor que él, pero las hace (porque le apetece) por facilitarle las cosas. No veas en la lucha contra los calzonazos una forma de luchar contra el machismo clásico en tanto lo cosideras la forma masculina de la mujer subyugada.

PD: A mi me conoces, sabes que soy un calzonazos de luxe y nunca me habrás visto pasar por las fases del calzonazos que nombras (lo único que me pasa es que bebo ácido de batería)

philipina dijo...

Insisto en que eso de que "te apetezca" hacerle las cosas a tu pareja (sea loro, chico, chica, gato,...) es un resultado de los mecanismos de resolución de incongruencias cognitivas a las que se enfrenta un calzonazos (llamémoslo F)en el día a día. Que soy psicóloga y tú también!!
Por cierto, que si me cuelo por mi propio agujero espero caer cual equilibrista mareada por tanto disparate en una tensa lona blanca de algodón cosida a base de miles de calzoncillos , y sujeta por miles de calzonazos con el culo al aire...
calzonazos!

pelucheaspero dijo...

Sabes que a joselito no le gusta que utilicemos su bitácora para pelearnos. Tendremos que dirimir nuestras diferencias en el barro.

joselito dijo...

Esta claro philipina que esos pasos que dictas para crear un calzonazos son para crear el tipo dos. Un calzonazos del tipo uno no se crea, existe desde la libertad que tiene para hacer con su tiempo y generosidad lo que desee.
Peluche aspero, me niego a aceptar comentarios personales del tipo "el agujero de tu interior se hace cada vez más grande y la vida te está agriando el chocolate", en proximas ocasines tu comentario será suprimido. De momento, como dios de esta modesta bitácora, tomo la superior decisión de perdonarte, JA!
Respecto a lo del lenguaje que comenta Eulalia y demás, está claro, toda la razón para ella. Creo que la iniciativa de kika de crear esa palabra para añadirla a nuestro diccionario particular es absolutamente necesaria, ya está bien de que una mujer-mujer lleve implicito una actitud servil hacia la pareja. Otra posibilidad, en vez de crearla, considerar calzonazos como válido para ambos sexos, que es lo que yo hago.

pelucheaspero dijo...

joder, joselito que poco fino que hilas...philipina de filipinos, redonditos, con agujero y de chocolate...a eso me refería, sólo era un juego de palabras. En cualquier caso y viedo que se ha malinterpretado, perdón.

pelucheaspero dijo...

Acabo de leer que mi odiada (vease entrada de "lo que no me gusta") Lutcia Etxebarría ha sido denunciada por copiar a un psicólogo (que casualidad) un artículo de éste acerca de la dependencia emocional (que casualidad). Cito: "Las relaciones de pareja de los dependientes emocionales son marcadamente asimétricas, desequilibradas. Uno de sus componentes es el que domina claramente en la pareja y el otro (en este caso el dependiente emocional) sólo se preocupa de su bienestar, de hacer lo que su pareja desee, de magnificar y alabar todo lo que hace"
Dependencia emocional y violencia doméstica (2004)
JORGE CASTELLÓ.
Dependiente emocional o calzonazos...esta gente (psicólogo, claro) no tiene ni idea de lo que es ser realmente un calzonazos libérrimo.

Y lo dejo ya, que le estoy ursurpando la bitácora a Joselito

joselito desde barcelona dijo...

esta bien peluche... no lo había pillado eso de filipinos... pero es que era un poco rebuscado y a pesar de la metáfora encerraba mu mala leche.
dependencia emocional... los psicologos siempre poniendo nombres políticamente correctos a cualquier cosa, por ejemplo como decia marga en una entrada, sindrome postvacacional. Eso yo lo llamo, me cagoenlaleche quelehandado alhijoputadelnegrero quemetienehastalarepolla conlobienqueestabadevacaciones.

philipina dijo...

qué fuerrrrrttttteeee peluche....!!! Esto es un claro ejemplo de susceptibilidad exacerbada... OPS.... espero que cuando acabe la tesis vuelva en mi... qué horror...
cierro y corto
ops again
ops
ops

KIKA dijo...

Gente, he estado buscando un término, como dije, que defina la situación de la mujer calzonazos.He encontrado: dómina, este término hace referencia a la mujer dominada por su pareja pero creo que sólo en una parcela, la de las relaciones sexuales, incluso llega a rozar con las prácticas sodomasoquistas...
pd: estoy investigando,JEJE, aún no tengo conceptos claros al respecto, que quede dicho
he encontrando un texto que no tiene desperdicio:
"Los hombres quieren adorar a las mujeres, atendiendo a sus necesidades físicas y sexuales (adorar sus cuerpos), y anhelan ser convertidos en los domesticados sirvientes de sus esposas. Pero la trama común de todos esos deseos es el anhelo por la amorosa autoridad femenina. Para mí, esa es la verdadera definición de la Dominación Femenina: Dominación Femenina es Amorosa Autoridad Femenina. Eso es lo que la mayoría de los hombres desean y necesitan. Todos los deseos o fetiches más específicos no son más que expresiones externas de una necesidad del hombre por la amante autoridad femenina.

Términos como Dominación Femenina, Supremacía Femenina y Superioridad Femenina fueron acuñados por los hombres, como un intento por explicar sus deseos con respecto al sexo femenino. Por ello las mujeres tienen la sensatez de sacar provecho utilizando esos mismos términos."

Elise Sutton

icosis-icono dijo...

Como ex-agraciada como el centro de atenciones de un verdadero, fantástico y afanado calzonazos no me queda más remedio que pedir la palabra. Creo que tengo vela en este entierro (si mi calzonazos ha de morirse para que sea así estoy segura de que lo haría encantado, aunque sea de verguenza).

Es evidente que las teoría de philipina surgen de una teorización basada en la carencia y en el deseo de posesión de un verdadero calzonazos.
El calzonazos no se hace, aparece en tu vida de pronto, haciéndola mejor, más fácil y convenciéndote de que él lo hace todo pero seguro que tú lo hubieras hecho mejor (pelucheaspero dixit).

Hasta ahora hemos hablado de lo que tiene que tener un calzonazos, pero nos olvidamos de ella:
Ella ha de tener ante todo buena autoestima que le permita, a pesar de ser consciente de que no es útil para nada, diferenciarlo del ser inútil lo cual, doy fé, es bastante complicado.
Ella ha de aceptar con naturalidad excesos de halagos a sus virtudes, aunque se da cuenta de que para el común de los mortales son más difíciles de ver que la virgen de Lourdes.
Y sobre todo ella ha de sobrevivir con un terrible enfrentamiento de opiniones:él piensa que es maravillosa y ella tiene claro todo lo contrario, lo cual es absolutamente irreconciliable.
Así que se piensen que esto es fácil. si les toca un calzonazos una de dos, o cieguen su razón y disfruten la mieles o métanse en un psicólogo a tiempo, si no les puede pasar lo que a mí.

Iñaki dijo...

BIen veo que tú sí que sabes cómo hacer que la gente comente tus estupideces. Me rindo a tus pies por ello.
Pero, objeto.
Y objeto varias cosas, la primera que podrías usar un procesador de textos para corregir el mismo antes de publicarlo y así no leer ciertas faltas ortográficas que duelen a los ojos.
La segunda, que sí hay una manera para definir a las mujeres que cumplen el papel de "calzonazos" y es "una mujer como dios manda".
La tercera se me ha olvidado
La cuarta, es que una condición casi imprescindible para "calzonazos tipo 1" es que el sujeto en cuestión no es consciente de su situación y si se lo dices lo negará con todas sus fuerzas. Es algo parecido a eso de que los incompetentes están incapacitados para ver su porpia incompetencia y parece que tiene que ver con una lesión cerebral, donde por ejemplo, siendo parapléjico, eres incapaz de verte como tal.

kika dijo...

"cada uno es libre"como dice una amiga mía. La frase es aplicable a cualquier tema y se puede usar también a modo de muletilla o como inicio de una conversación o exposición..
cada uno es libre para "hacer" de un rol u de otro...pero podemos hablar de consecuencias peores estando en uno u otro lado?

Che dijo...

Vaya por dios, otro personaje triste intentando encubrir al calzonazos o alabar su forma de ser.

http://elblogdeche.blogspot.com/2008/08/quedar-con-una-tia.html

aplicate el cuento...