miércoles, junio 21, 2006

El opio del pueblo

Desde que mi trabajo tiene una base física importante, mi cerebro no es capaz más que de atender a cosas intelectualmente no exigentes. Siempre he sido una persona relativamente inquieta en cuestión del conocimiento y nunca he rehuido de casi ningún tipo de información por compleja que esta pudiera ser. Sin embargo, ahora mi cerebro sólo pide una bebida refrescante de cola de marca muy conocida y que no nombro porque no me patrocinan y el mundial de futbol. No doy para más. Mejor dicho, no quiero dar para más. Nos matan a trabajar y nos sedan con el futbol. Haber si en tiempos futuros tenemos una droga mejor como el soma, esa droga que "predijo" el escritor A. Huxley en "Un mundo feliz" (El señor Huxley por otra parte era bastante entendido en esto de drogas, porque el niño le daba a la mescalina que daba gusto).
Una cosa no quita la otra, lo del opá no lo puedo soportar... voy a escribir yo una nueva letra: "Opá, no pueo soportá!"

5 comentarios:

kika dijo...

Bueno, bueno, que una cosa lleva a la otra...no te descuides... conozco casos que han sido irreversibles,jejeje. Y echando mano del refranero español:"Todo se pega, menos la hermosura"
Bueno lo dejo ya...centrándome en el tema.
El fútbol mueve pasiones, dinero, mucho dinero, es más que un deporte. Y más, cuando hay mundial.Tengo compañeras (estoy haciendo un curso por las mañanas) que no ven fútbol nunca, pero ahora sí, es el mundial. Además comentan los partidos como si llevaran jugando al fútbol toda la vida, es más, cómo si hubiesen jugado ellas esos minutos...Es un hecho, qué le vamos hacer. Asi que, puedo entender lo tuyo, igual que entiendo lo de ellas.

Anónimo dijo...

En fin, te había escrito un glorioso comentario a la altura de lo que tú habías escrito, pero el adorable sistema informático (el gran hermano, el deux est machina, el dubidubidú) decidió que no merecía ser publicado, pero si Él es un caprichoso, yo soy un cabezón, así que...¡¡¡ahí voy de nuevo!!!

Siempre me he preguntado por qué el opio del pueblo no puede ser el opio. No hay religión que otorgue una paz tan profunda como la morfina, ni los heroes de fútbol pueden compararse a las heroínas del papel de plata, ni los chupitos de COCAcola se acercan a la chispa proporcionada por un sorbo de jarabe de la tos con codeína...pero el opá...no hay droga con tanto poder destructivo y neurotóxico...
Lo dejo, que esto es apología de las drogas....y estás protegido contra comentarios malintencionados

pelucheaspero dijo...

Al fín lo he comprendido. Repetida una y otra vez sonaba aquella canción en la cabeza colectiva. Una y otra vez, como un mantra, capaz de alejar los malos pensamientos, los buenos pensamientos y hasta los pensamientos que habitan las macetas. Pero al fin lo comprendí. Lo entendí a la vez que comprendía la naturaleza de Robert Parker (por pura coincidencia). Mañana desvelaré el secreto...

pelucheaspero dijo...

OPA: oferta pública de acciones

La canción es una maniobra de gas naturla para hacerse con el control de endesa, forma parte de una estrategia empresarial orquestada por poderes fácticos que pretenden que el control energético de este país esté en manos, blablablabla...ví a jacé un corrá

Anónimo dijo...

yo creo que hasta que no corras al sofá para no perderte los Serrano y aqui no hay quien sobreviva o como sea el título de la porquería de series televomitivas, no hay por qué alarmarse. El fútbol es lo UNICO que puede salvarse de la mierda de televisión que nos merendamos.
Es que vi algo de los monthy pyton y pienso en la poca gracia de las supuestas series de HUMOR (¿?) de las cadenas públicas y privadas. MORANCOS??? CRUZ Y RAYA???
...
creo que queda claro que necesito algo de amor y humor en mi vida...
chups.