martes, febrero 07, 2006

Bienvenidos


Bienvenidos a mi nuevo cuaderno de bitácora (ni blog ni leches). A partir de ahora podrán disfrutar, o no, de las paridas que escribirá y/o fotografiará este nuevo bitacorero. Como inicio explicaré las entrañas de este diario:

1º Esta foto es una metáfora de que soy un plato que pueden degustar. Lo que sin duda para mí es una exquisitez, para alguno será un plato de mal gusto.

2º El que avisa...es avisador. Muchos habréis escuchado la frase "el que avisa no es traidor". Pues bien, siempre me ha parecido una mierda de frase desde que mi padre nos amedrentaba con ella para realizar lo que nos había dicho, por ejemplo comerse la comida, realizar las tareas encomendadas, etc. Yo, simplemente le he querido dar una vuelta de tuerca, (aunque el original no es mío) para quitarle ese caracter temeroso que siempre ha ido anexo a la frase original.

3ºJoselito el de la voz de oro. Una canción de Kiko Veneno que he aprovechado durante mucho tiempo como alias (ni nick ni leches). En realidad, el nombre original de este cuaderno de bitácora era hipocampo, pero una vez creado, cuando quería verlo, me salía el de otro tío de habla portuguesa, así que ha terminado siendo joselitoeldelavozdeoro a pesar de que me resulta largo. ¿Y porque hipocampo? pues ahí va la respuesta:

4º Hipocampo. Para muchos no es más que una parte del cerebro, pero para mi es esencialmente "Pez teleósteo de pequeño tamaño y cuerpo comprimido lateralmente, cuya cabeza recuerda a la del caballo, que carece de aleta caudal y se mantiene en posición vertical entre las algas en que habita. El macho posee una bolsa ventral donde la hembra deposita los huevos y se desarrollan las crías". Este bicho, más exactamente un familiar suyo, es lo que estuve investigando durante un par de años en Menorca, por lo que para mí es de mi familia.

Respecto al hipocampo del cerebro, aqui va una curiosidad: "Científicos del London University College han descubierto que los cerebros de los taxistas londinenses tienen el hipocampo más grande que los de las personas que no conducen taxis por Londres. No sólo lo tenían más grande (de media, que se dice en estos casos) como colectivo; el crecimiento del hipocampo era más acusado en aquellos profesionales que llevaban más tiempo en el oficio". Está claro que cada uno desarrolla más las partes que más utiliza, así que a mi me queda la duda de si los actores porno siempre fueron talla XL o si la han desarrollado con el tiempo. ¿Será por eso por lo que se retiran relativamente jóvenes, para no terminar desproporcionados?¿acaso no son ya desproporcionados?.


Pues nada, tengan cuidado con sus actividades cotidianas, no vaya ser que de tanto realizarlas les crezca exageradamente el estómago, orejas, ojos, manos o hígado.... ¡avisados quedan!

4 comentarios:

Ipongo P.Tinto dijo...

Lo de ser el primero en dejar un comentario (me siento como Armstrong, el astronauta, no el trompetista) no deja de provocarme un pequeño escalofrío (o tal vez, se cuela corriente por debajo de la puerta). Ahora que te veo amenudo, lo leeré por el placer de escuchar tus paridas en otro formato (ahora leído), pero cuando vivamos en lugares diferentes (si hijo mio, si, ese día nefasto llegará) será una buena herramienta (como la de los actores porno de los que hablabas) para saber de tí.
Lo dicho.

pocomasmenos dijo...

"Está claro que cada uno desarrolla más las partes que más utiliza"
CREO que te faltó especificar "las partes del CEREBRO". Seguro que si esta gente tiene más masa dedicada a representar su miembro, algo se les estará atrofiando por allí arriba!!! Viva la contención!!!! Desarrollemos nuestros hipocampos a base de recrear los mapas espaciales que nos permiten establecer nuevos recorridos a los sitios familiares, FAMILIARES, nada de bares, pozos de provocación y lascivia!!!
ahí queda eso.

Anónimo dijo...

Pues muy bien, espero poder meterme en el mio y hacer algo.
Mañana me voy a Galápagos... y tu no.
Por cierto que además de trabajar lo que más voy a hacer por allí es bucear.
Y cuéntame tu curro ese de bucear.
Nos vemos

Anónimo dijo...

Vaya con Joselito y su vidorra. Sí, que te vas a quejar tú de monotonía, campando a tus anchas por tierra, mar y aire. Jornada de 8 a 3 con café y donut a las 12, y cuidao de no mancharte la americana a cuadros.
A ver si concretas más sobre en lo que andas metido. ¿Cansado de faenar?
Un saludo de este amigo, resquicio tuyo del sur, de esas épocas en las que buceabas en un mar de olivos, que agonía.